sábado, 3 de diciembre de 2016

1 Lecturas



Lectura del santo evangelio según san Mateo
      Por aquel tiempo, Juan Bautista se presentó en el desierto de Judea, predicando: «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.»
      Éste es el que anunció el profeta Isaías, diciendo: «Una voz grita en el desierto: "Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos."»
     Juan llevaba un vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y acudía a él toda la gente de Jerusalén, de Judea y del valle del Jordán; confesaban sus pecados; y él los bautizaba en el Jordán.
    
Al ver que muchos fariseos y saduceos venían a que los bautizará, les dijo: «¡Camada de víboras!, ¿quién os ha enseñado a escapar del castigo inminente? Dad el fruto que pide la conversión. Y no os hagáis ilusiones, pensando: "Abrahán es nuestro padre", pues os digo que Dios es capaz de sacar hijos de Abrahán de estas piedras. Ya toca el hacha la base de los árboles, y el árbol que no da buen fruto será talado y echado al fuego. Yo os bautizo con agua para que os convirtáis; pero el que viene detrás de mí puede más que yo, y no merezco ni llevarle las sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego. Él tiene el bieldo en la mano: aventará su parva, reunirá su trigo en el granero y quemará la paja en una hoguera que no se apaga.»
Para la Semana
Lunes 5:

Isaías 35, 1 – 10. Dios viene en persona y os salvará.
Sal 84. Nuestro Señor viene y nos salvará.
Lucas 5,17-26. Hoy hemos visto cosas admirables.

Martes 6:

Isaías 40,1-11. Dios consuela a su pueblo.
Sal 95. Nuestro Dios llega con poder.
Mateo 18,12-14. Dios no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños.

Miércoles 7:
San Ambrosio, obispo y doctor. Memoria.

Is 40,25-31. El Señor todopoderoso da fuerza al cansado.
Sal 102. Bendice, alma mía, al Señor.
Mt 11,28-30. Venid a mí todos los que estáis cansados.

Jueves 8:
La Inmaculada Concepción de Santa María Virgen. Solemnidad.

Gén 3,9-15.20. Establezco hostilidades entre tu estirpe y la de la mujer.
Sal 97. Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas.
Ef 1,3-6.11-12. Nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo.
Lc 1,26-38. Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.

Viernes 9:

Isaías 48,17- 19. Si hubieras atendido a mis mandatos.
Sal 1. El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida.
Mateo 11, 16-19. No escuchan ni a Juan ni al Hijo de hombre.

Sábado 10:

Eclesiástico 48,1-4.9-11. Elías volverá.
Sal 79. Oh, Dios restáuranos, que brille tu rostro y nos salve
Mateo 17,10-13. Elías ya ha venido, y no lo reconocieron.
 
 
 
 
Para la Semana
Lunes 28:

Is 2,1-5. El Señor reúne a todas las naciones en la paz eterna del reino de Dios.
o bien: Is 4,2-6. El vástago del Señor será ornamento para los supervivientes.
Sal 121. Vamos alegres a la casa del Señor.
Mt 8,5-11. Vendrán muchos de Oriente y Occidente al reino de los cielos.

Martes 29:

Is 11,1-10. Sobre él se posará el espíritu del Señor.
Sal 71. Que en sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente.
Lc 10,21-24. Jesús, lleno de la alegría del Espíritu Santo.

Miércoles 30:
San Andrés, apóstol. Fiesta.
Rom 10,9-18. La fe nace del mensaje, y el mensaje consiste en hablar de Cristo.
Sal 18. A toda la tierra alcanza su pregón.
Mt 4,18-22. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron

Jueves 1:

Is 26,1-6. Que entre un pueblo justo, que observa la lealtad.
Sal 117. Bendito el que viene en nombre del Señor.
Mt 7,21-24.27. El que cumple la voluntad del Padre entrará en el reino de los cielos.

Viernes 2:

Is 29,17-24. Aquel día, verán los ojos de los ciegos.
Sal 26. El Señor es mi luz y mi salvación.
Mt 9,27-31. Jesús cura a dos ciegos que creen en Él.

Sábado 3:
San Francisco Javier, presbítero. Memoria.
Is 30,19-21.23-26. Se apiadará a la voz de tu gemido.
Sal 146. Dichosos los que esperan en el Señor.
Mt 9,35-10,1.6-8. Al ver a las gentes, se compadecía de ellas.

5 detalles que tal vez no conocías de la Corona de Adviento

https://www.aciprensa.com/noticias/5-detalles-que-tal-vez-no-conocias-de-la-corona-de-adviento-18726/

 

 


      En aquel tiempo, los magistrados hacían muecas a Jesús diciendo:
        «A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido».
        Se burlaban de él también los soldados, que se acercaban y le ofrecían vinagre, diciendo:
        «Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo».
        Había también por encima de él un letrero:
        «Este es el rey de los judíos».
        Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo:
        «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros».
        Pero el otro, respondiéndole e increpándolo, le decía:
      «¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en la misma condena?      
         Nosotros, en verdad, lo estamos justamente, porque recibimos el justo pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha hecho nada malo».
        Y decía:
       «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino».
       Jesús le dijo:
       «En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso».

Para la Semana

Lunes 21:
Apocalipsis 14,1-3.4b-5. Llevaban grabado en la frente el nombre de Cristo y el de su Padre.
Sal 23. Este es el grupo que viene a tu presencia, Señor.
Lucas 21,1-4. Vio una viuda pobre que echó dos reales.
Martes 22:
Apocalipsis 14,14-19. Ha llegado la hora de la siega, pues la mies de la tierra está más que madura.
Sal 95. El Señor llega a regir la tierra
Lucas 21,5-11. No quedará piedra sobre piedra
Miércoles 23:
Apocalipsis 15,1-4. Cantaba el cántico de Moisés y el cántico del Cordero.
Sal 97. Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios omnipotente.
Lucas 21,12-19. Todos os odiarán por causa mía, pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá.
Jueves 24:
San Andrés Dung-Lac, presbítero, y compañeros, mártires. Memoria.
Apocalipsis 18,1-2.21-23; 19,1-3a. ¡Cayó la gran Babilonia!
Sal 99. Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero.
Lucas 21,20-28. Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que a los gentiles les llegue su hora.
Viernes 25:
Apocalipsis 20,1-4.11-21,2. Los muertos fueron juzgados según sus obras. Vi la nueva Jerusalén que descendía del cielo.
Sal 83. Esta es la morada de Dios con los hombres.
Lucas 21,29-33. Cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.
Sábado 26:
Apocalipsis 22,1-7, Ya no habrá más noche, porque el Señor irradiará luz sobre ellos,
Sal 94. Marana tha. Ven, Señor Jesús.
Lucas 21,34-36. Estad siempre despiertos



       En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos.
      Jesús les dijo: «Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.»
     Ellos le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?»
      Él contestó: «Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: "Yo soy", o bien: "El momento está cerca"; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá en seguida.»
      Luego les dijo: «Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. 

Así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa mía. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.»


Para la Semana
Lunes 14:
Apocalipsis 1, 1 -4;2,l-5a. Recuerda de dónde has caído y arrepiéntete.
Sal 1. Al que salga vencedor le daré a comer del árbol de la vida.
Lucas 18,35-43. ¿Qué quieres que haga por ti? Señor, que vea otra vez.

Martes 15:
Apocalipsis 3,1-6.14-22. Si alguien me abre, entraré y comeremos juntos.
Sal 14. Al que salga vencedor lo sentaré en mi trono, junto a mí.
Lucas 9,1-10. El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.

Miércoles 16
Apocalipsis 4, 1 -11. Santo es el Señor, soberano de todo: el que era, es y viene.
Sal 150. Santo, Santo, Santo es el Señor, soberano de todo.
Lucas 19,11-28. ¿Por qué no pusiste mi dinero en el banco?

Jueves 17:
Santa Isabel de Hungría. Memoria.
Ap 5,1-10. El Cordero fue degollado y con su sangre nos compró de toda nación.
Sal 149. Has hecho de nosotros para nuestro Dios un reino de sacerdotes.
Lc 19,41-44. ¡Si comprendieras lo que conduce a la paz!.

Viernes 18:
Apocalipsis 10,8-11. Cogí el libro y me lo comí.
Sal 118. ¡Qué dulce al paladar tu promesa!
Lucas 19,45-48. Habéis convertido la casa de Dios en una cueva de bandidos.
Sábado 19:
Apocalipsis 11,4-12. Estos dos tormento para los habitantes de la tierra.
Sal 143. Bendito el Señor, mi roca.
Lucas 20,27-40. No es Dios de muertos, sino de vivos.


      En aquel tiempo, se acercaron a Jesús algunos saduceos. Como los saduceos niegan la resurrección de los muertos, le preguntaron: "Maestro, Moisés nos dejó escrito que si alguno tiene un hermano casado que muere sin haber tenido hijos, se case con la viuda para dar descendencia a su hermano. Hubo una vez siete hermanos, el mayor de los cuales se casó y murió sin dejar hijos. El segundo, el tercero y los demás, hasta el séptimo, tomaron por esposa a la viuda y todos murieron sin dejar sucesión. Por fin murió también la viuda. Ahora bien, cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será esposa la mujer, pues los siete estuvieron casados con ella?"

       Jesús les dijo: "En esta vida, hombres y mujeres se casan, pero en la vida futura, los que sean juzgados dignos de ella y de la resurrección de los muertos, no se casarán ni podrán ya morir, porque serán como los ángeles e hijos de Dios, pues él los habrá resucitado.

      Y que los muertos resucitan, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob. Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven".

 Para la Semana
Lunes 7
Tit 1,1-9. Establece presbíteros, siguiendo las instrucciones que te di.
Sal 23. Este es el grupo que viene a tu presencia, Señor.
Lc 17,6. Si siete veces viene a decirte: “lo siento”, lo perdonarás.

Martes 8
Dedicación de la Basílica de Letrán.
Ez 47,1-2.8-9.12. Vi que manaba agua del lado derecho del templo, y habrá vida dondequiera que llegue la corriente.
o bien: 1Co 3,9c-11.16-17. Sois templo de Dios.
Sal 45. El correr de las acequias alegra la ciudad de Dios, el Altísimo consagra su morada.
Jn 2,13-22. Hablaba del templo de su cuerpo.

Miércoles 9
Nuestra Señora de la Almudena. Solemnidad.
Zc 2,14-17. Alégrate y goza, hija de Sión, que yo vengo.
Sal Jdt 13.18-19. Tú eres el orgullo de nuestra raza.
Ap 21,3-5a. Vi la nueva Jerusalén arreglada como una novia que se adorna para su esposo.
Jn 19,25-27. Ahí tienes a tu hijo. Ahí tienes a tu madre.

Jueves 10
San León Magno, papa y doctor. Memoria.
Flm 7,20. Recíbelo, no como esclavo, sino como hermano querido.
Sal 145. Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob.
Lc 17,20-25. El reino de Dios está dentro de vosotros.

Viernes 11
San Martín de Tours, obispo. Memoria.
2Jn 4-9. Quien permanece en la doctrina posee al Padre y al Hijo.
Sal 118. Dichoso el que camina en la voluntad del Señor.
Lc 17,26-37. El día que se manifieste el Hijo del hombre.

Sábado 12
San Josafat, obispo y mártir. Memoria.
3Jn 5-8. Debemos sostener a los hermanos, cooperando así en la propagación de la verdad.
Sal 111. Dichoso quien teme al Señor.
Lc 18,1-8. Dios hará justicia a sus elegidos que le gritan.